Carta abierta a l@s vecin@s del Barrio Yungay

Vecinos, al igual que muchos de ustedes me asombra la distancia que existe entre las autoridades comunales y nuestro barrio. Miro con asombro como la delincuencia ha aumentado de forma exponencial y la policía no parece ser lo suficientemente ejecutiva como para resolver los problemas de un barrio consumido entre el narcotráfico, la delincuencia y sobre todo LA CERO EMPATÍA que tenemos unos con otros en el barrio.

He visto muchos mensajes donde se atacan unos a otros por tendencia política, por ser arrendatarios o arrendadores, por ser dueños de un almacén como si fueran los estafadores más grandes de la historia, a los hermanos latinoamericanos por ser inmigrantes de una misma nación llamada América, a los ancianos “porque están gastando el oxigeno” o a las personas que buscan comida o algo que vender en los contenedores por estar en situación de calle. Ni hablar de las bandas de “domésticos” (cómo les apodan en la jerga) que asaltan a sus propios vecinos.

Sin embargo, también he visto lo mejor de nuestro querido barrio… En su diversidad cultural y artística, en el aguante de las organizaciones sociales, en iniciativas como la del Guille y el rescate de mascotas o Kasa Kiltro y su Olla Común. ¿Cómo olvidar la Fiesta de la Primavera? y es cierto, nos falta mucho por avanzar como barrio, pero primero les invito a reflexionar ¿Cual es mi aporte a las necesidades del barrio? ¿Conozco a mis vecinos? ¿Empatizo con sus necesidades?

Podríamos destruirnos fácilmente entre nosotros por nuestras diferencias, pero es allí donde justamente está la riqueza del barrio… ¿Y si en lugar de criticarnos, comenzamos a convivir como vecinas y vecinos para formar un Barrio, tal como era antiguamente?

Tenemos Artistas, Emprendedores, Profesionales, Trabajadores, Estudiantes, Mujeres empoderadas, Adultos mayores con mucha experiencia e historias que contar, hermanos latinoamericanos que nos bendicen con su cultura y gastronomía, áreas verdes que otros barrios sueñan con tener… Tenemos tanto de que estar agradecidos !!!

En vez de criticar al joven por “Pedir el dato de un Motel (para su amigo)”, tomemos eso con humor… En lugar de criticar al Adulto Mayor por “ocupar oxigeno”, ayudemos en lo que podamos… Todos vamos hacia la vejez y si no quieres viejos amargados, no les amarguemos nosotros la vida a ellos!

En lugar de criticar al casero del almacén por vender el kilo de queso a X precio, recordemos que parte de la diferencia entre un supermercado y el almacén radica en la capacidad de compra y la comodidad de estar cerca de casa, entre otras cosas… Además que podemos ir a otro almacén a comprar.

Seamos felices, con lo que cada uno de nosotros tiene y ayudemos a los demás con sus necesidades, así, poco a poco volveremos a ser BARRIO y mejores seres humanos…. Respetando las diferencias y apoyándonos entre todos para hacer del Barrio Yungay un mejor barrio, más inclusivo y seguro para vivir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *